¿Tienes miedo al cambio? (II)

¿Evolucionamos o nos estancamos?

Llevamos ya casi un año con nuestra empresa.

Hemos creado algo con lo nos sentimos orgullosos, comprometidos, con unos valores que nos hacen diferentes a muchas empresas y una metodología única. Pero se scercaba el momento.

Dos de los socios teníamos previsto un viaje de 4 meses a India y China. Cuando uno mira la distancia en Kilómetros entre India y España, le tiembla el pulso, le da vértigo y surge una pregunta clave ¿Y ahora qué? ¿Qué vamos a hacer?

La respuesta fue la más inesperada de todas, y es que en este último mes hemos tenido un cambio y unos aprendizajes que no teníamos planeados.

El día que embarcamos en esta nueva aventura ya sabíamos que sería difícil, y fue difícil. Pero es que esta aventura, esta separación física del equipo, los DCOMers, ha traído consigo unos aprendizajes que seguramente no hubiésemos podido conseguir de otra forma.  

Antes de todo esto habíamos hablado mucho sobre como queríamos que funcionase la empresa desde la distancia, pero había un factor con el que no contábamos: ninguno de nosotros había pasado tanto tiempo en un proyecto o empresa desde tanta distancia por lo que no sabíamos muy bien cuales iban a ser las reglas del juego.

Aquel 12 de enero era la fecha prevista para el viaje.

Arrancamos con una directora general que estaba a tope, sacando pecho por la empresa y demostrando todo lo que teníamos que ofrecer. Se hizo un trabajo enorme en la captación de clientes teniendo sobre la mesa varias propuestas. Estábamos que no nos lo creíamos, ¿Qué pasó con el miedo?

Fue la primera en superarlo, y nos dio la clave, su solución. Empezó a vender  sin miedo, sabiendo  lo que representaba. Básicamente, tenía claro que íbamos como una empresa que tenía mucho que aportar y poco a lo que temer. Se creció, se vino arriba y sumó la voz de tres personas, tres socios, en una sola persona.

Y es que la clave para vender es creer y confiar en lo que se está vendiendo y en uno mismo. Al final, te estás representando a ti y a todos aquellos que trabajan contigo.

La unión hace la fuerza.A la india sólo llegaban noticias buenas, pero a la vez, imponían respeto. ¿Como vamos a llevar esto a cabo?

Era la primera semana, nosotros estábamos adaptándonos a un país que no tenía nada que ver con España. Una vez todo empezaba a estar en orden por las tierras asiáticas, nos pusimos a remar para poder alcanzar el gran acelerón que había pegado la directora general, la líder, que estaba guiando el camino de la empresa en uno de los momentos más críticos. Si ella no había tenido miedo ¿cómo íbamos a tenerlo el resto? Tuvimos que remar y asumir responsabilidades, a distancia, no había forma de hacerlo de la forma a la que estábamos acostumbrados, y funcionó de maravilla.

La situación confirmó una de las ideas que siempre tuvimos claras al crear DCOM: para poder trabajar en equipo hay que autoliderarse, y este autoliderazgo dará resultados que posteriormente generarán buen rollo. Nunca al revés.

Pero ¿cómo consigues que sigan avanzando las cosas bien con tanta distancia de por medio?  La comunicación. La comunicación es clave en cualquier tipo de relación, ya sea personal o profesional. Por alguna razón, estábamos más unidos y trabajando más codo con codo con esta distancia que con la cercanía de unos pocos kilómetros que se solucionan con un autobús o un tren.  

Simplemente, hemos aprendido que hay que ser claros y buscar la mejor solución. Empezamos a optar por los documentos colaborativos, que antes existían, pero que no se optimizaban.

Empezamos a cuidar más nuestro lenguaje y los mensajes que nos mandábamos, esto generó que mejorásemos nuestra expresión y transmisión de conocimientos, ideas y trabajos realizados a lo largo de la semana.  Optimizamos nuestra comunicación lo que hizo que mejorásemos el resultado de nuestro trabajo, fue tan sencillo como eso.

Aun así, hay un factor clave, y es que nada de esto cayó del cielo. Ninguna de estas conclusiones se ha creado del día a la mañana, ni nos las ha regalado nadie. Todo esto se ha conseguido con unas claves: el compromiso, el trabajo duro, y la confianza.

Teníamos que comprometernos con nuestra idea, con nuestra misión y nuestros valores. Si te comprometes vas a por todas, y si te comprometes lo tienes que hacer hacia ti mismo y hacia tus compañeros.

No valen las medias tintas.Tienes que poner todo sobre el asador, y es lo que empezamos a hacer desde los diferentes puntos del mundo, todos a una dejando todo lo que teníamos por el camino. El trabajo duro da sus frutos, y sus frutos traen sonrisas.

Lo último, pero no menos importante, la confianza.

¿Quieres trabajar en equipo? Tienes que confiar en tu equipo. No vamos a mentir, hemos tenido momentos malos, de dudas, de incertidumbre… Pero, los hemos superado, apoyándonos los unos en los otros, compartiendo estos miedos y preocupaciones, y confiando con que, si hoy me equivoco yo, ahí estarán para recogerme después.

La confianza nos ha brindado la posibilidad de fallar, pues no todo se hace bien a la primera. La posibilidad de dormir tranquilos sabiendo que tengo un compañero que responderá por mí si hace falta. La posibilidad de saber que, si un día hablan en mi nombre, bajo el nombre de mi empresa, será siempre buscando el beneficio de todos.

¿Tienes miedo a un gran cambio? Claro que sí, es normal, los cambios asustan. Una cosa sí podemos asegurar: asustan, pero enseñan. Los cambios son pruebas de fuego que sacan lo más profundo de cada uno, que nos dan una vuelta de 180 grados, pero que nos dan aire nuevo, fresco. Nos sacan de la monotonía, y tenemos que estar seguros de que los cambios se afrontan juntos, pues cuando se afrontan juntos, se superan con creces. No tengas miedo al cambio, ten miedo a quedarte parado y no hacer nada, eso sí que puede ser tu destrucción. Nosotros hemos evolucionado cuando más miedo teníamos a estancarnos, y es que el cambio, nos ha proporcionado la oportunidad de esta evolución, de este estirón de crecimiento personal y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *